jun 02 2010

El pináculo del raciocinio

Posted by CJav in Política

Año 2010, avances tecnológios, modernas democracias. Viendo los debates sobre el marco legal para el matrimonio entre personas de cualquier género, me siento en la edad media, no tanto por las opiniones retrógradas como por la ignorancia asombrosa de los argumentos que se esgrimen. Cada uno opina como quiere -yo estoy a favor- pero debería poder fundamentar al menos un poco lo que se está diciendo.
Es espeluznante el desconocimiento de los mecanismos más primitivos de la lógica. Casi todos: diputados, senadores, público, periodistas, panelistas, abogados, con unos argumentos alucinantes por lo irracionales. Entrevistadores que no atinan a repreguntar ni a rebatir lo que les dicen, por más ridículo que sea. Aunque se aprobó en diputados, por alguna razón los medios le dan más espacio a las opiniones en contra de la reforma a la ley, y todavía no encontré entre esas opiniones un argumento que tenga una lógica medianamente sólida. Enumero los que recuerdo:

  • Opinar sobre como viven los demás. Siglo XXI, democracia, derechos. ¿Hace falta aclarar que cada uno está con quien quiere, siempre que no vulnere derechos de otros? Veo a gente opinar sobre lo que es correcto y lo que no, cuando nadie los está obligando a ser gays. ¿Que importancia tiene que otro se case con otro, u otra con otra? ¿En qué les afecta? Por caso, muchos opinan que no es correcto casarse por plata con alguien; pero no por eso está prohibido, y nadie está obligado a hacerlo ni a ser víctima de eso, si se da cuenta y no quiere. Este es el argumento "estoy en contra porque no está bien".
  • Diccionario: Se insiste sobre el significado de la palabra matrimonio. Según la Real Academia, "Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales". Uhh, hombre y mujer. Entonces la ley no se puede aplicar a los gays, ¿no? (helado en la frente).  Obviamente es mucho más simple, si se quiere igualar derechos, quitar la restricción de hombre-mujer a la ley de matrimonio existente. El tecnicismo sobre la palabra matrimonio se salva simplemente aclarando que, a los efectos de esta ley, se considera matrimonio a la unión entre dos personas de cualquier género, y listo. ¿Están en contra de la ley porque tergiversa una palabra en el diccionario? ¿Ése es el problema? Parece un chiste, pero lo dicen muy seriamente.
  • Institución milenaria: El matrimonio es así desde tiempos inmemoriales, y funcionó bien, no hay que cambiarlo. Este argumento asume que las cosas son buenas por antiguas. Supongo que también lo usaron los que estaban en contra de abolir la esclavitud, que también era milenaria y universal hasta hace dos siglos. Por otro lado, el matrimonio tradicional no se ve afectado; simplemente se agregan otras personas al marco legal, personas que de hecho están viviendo de la forma que quieren pero sufren trato desigual con la ley como está. La institución milenaria puede permanecer, mientras haya personas dispuestas, ya que el matrimonio heterosexual no es obligatorio, y a su vez la gente se uniría igual si no hubiera ley ni casamiento.
  • Adopción de hijos: Uno de los argumentos en contra más fuertes y más usados. Los más moderados dicen que no saben si crecer en un familia encabezada por una pareja gay puede afectar negativamente a un chico; los más fanáticos, que el pobre adoptado sería víctima de los más atroces tormentos mentales, sexuales y sociales imaginables. El problema con este razonamiento es que la ley no impide hoy la existencia de este tipo de familias: un soltero gay puede adoptar, y convivir con su pareja; una madre soltera puede convivir con otra mujer. Seguramente, si estas familias estuvieran produciendo monstruos esquizofrénicos habría abundante literatura sobre esto; pero no se cita en este debate, y eso es prueba de que  no existen tales casos. Sí existen, en cambio, situaciones potenciales de desprotección para esos chicos: si se cría con su madre y la pareja por -digamos- diez años, y muere la madre, la otra persona que lo crió no tiene prioridad para adoptarlo, lo que perjudica precisamente al chico que se dice querer proteger del infierno sicológico.
  • Dioses y biblias: ¿Hace falta rebatir esto? Y sí, porque por increíble que parezca, se "cita" a dios con frases de la biblia como argumento en contra de una ley, lo cual es absurdo por donde se lo mire, pero ahí están, predicando y marchando. Rápidamente: amigos creyentes, no todos creen que existe algo como dios, no todos creen que dictó la biblia. Las leyes no mencionan a dios, no figura como entidad a consultar o para decidir sobre la legislación. Eso está circunscripto a la órbita de la elección personal y no tiene absolutamente nada que ver con la ley (por lo menos aquí, por suerte). Aquellos que crean que dios y la biblia son los que deben regir la sociedad, pueden rezar libre y fervorosamente para pedir que un rayo caiga sobre cada juzgado que esté celebrando un matrimonio gay y fulmine a los pecadores, los testigos y el juez. La ley no lo prohibe.
  • Perros y ovejas, incesto y poligamia: Ya se me están acabando los adjetivos. Sí, también escuché este argumento, de público en encuestas, y de periodistas. Se resumiría así: si es aceptable el matrimonio gay, ¿entonces por qué no el matrimonio hombre-perro, hombre-cadaver, padre-hijo, o bien cinco personas: hombre-hombre-mujer-mujer-mujer? En el caso de los animales y los muertos, la respuesta es obvia: el matrimonio tiene que ser consentido por ambos contrayentes -esto es elemental-, y no veo como un perro pueda firmar o afirmar su conformidad, por no decir un cadáver. En el caso de un padre con un hijo mayor de edad, que pueda consentir libremente, supongo que no está permitido porque es un tabú cultural adoptado por una mayoría abrumadora, obviamente muchisimo más notoria que la mayoría heterosexual. Seguramente, si la cantidad de casos de padre-hijo adulto superara una masa crítica como claramente lo hicieron las parejas gay, se consideraría. No existe simplemente porque no aparece mucha gente en esas condiciones con ganas de unirse en matrimonio. En el caso de la poligamia, yo no veo un impedimento moral; pero para ese tipo de unión no bastaría con una pequeña reforma a la ley de matrimonio como en este caso, porque aparecerían situaciones y combinaciones mucho más complejas al variar la cantidad de dos a ene. Y en todo caso, no es un buen argumento contra una postura presentar un "entonces por que no esta otra". Eso no habla en contra de la postura, sino que fuerza a discutir sobre una segunda para lograr que no se haga nada. Es la conocida Falacia del Hombre de Paja.
  • Lo natural: Este argumento es mi favorito, por eso lo dejé para el final. Tiene tantos costados por donde atacarlo que no sé por donde empezar. Se sostiene que como la naturaleza "hizo" mujeres y hombres, lo natural es que formen parejas de  mujer con hombre. Primero -sin contar el argumento religioso- se atribuye una clase de intención a la naturaleza, que no tiene ninguna. No piensa, no planifica. Escuché de un periodista hasta la ridiculez extrema de "no se puede apoyar algo que, de extenderse, extinguiría la raza humana". Es tal la ignorancia que asusta. Si fuera cierto, una ley no cambiaría nada, porque como dije antes, las parejas heterosexuales no se casan por obligación, y la aprobación de la ley no hace obligatorio casarse con alguien del mismo sexo. La raza humana no se extingue porque, por lógica elemental, todos somos hijos de parejas hombre-mujer, y la mayoría de nosotros hereda esa preferencia heterosexual. Ni intención, ni plan, ni mandato natural: si es cierto que lo único natural es la pareja heterosexual, ¿por qué esto se extiende a la monogamia? ¿cuál es el indicio "natural" de que somos monógamos? Por caso, ¿sería "natural" el celibato? ¿Habría que legislar prohibiendo religiones que impidan a sus sacerdotes casarse, contradiciendo a la naturaleza, ya que si se extendiera esta conducta conduciría también a la extinción? Obviamente no. Nunca entendí por qué se hace una distinción de la conducta humana de la conducta natural. Nadie acusaría a un animal de antinatural, por más extraña que pueda parecer su conducta. Pero sí a los humanos, que por definición son naturales, y por lo tanto son naturales sus conductas, simplemente por ser humanos ¿nuestra naturaleza no vale?

Vivamos y dejemos vivir. Año dos mil diez… mandatos naturales, infiernos, serpientes que hablan y ofrecen manzanas, diluvios y divinidades… razonemos, no seamos infantiles, por favor.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>