jul 04 2010

El vaivén de las expectativas

Posted by CJav in Futbol, Maradona

Una nueva vuelta a casa en cuartos de final, y de nuevo con Alemania después de pasar a México.
Escribo esto el día siguiente a la eliminación, cuando todavía no se sabe si Maradona sigue o se va, y no se sabe quien es finalmente el campeón mundial.

Por supuesto, estamos viviendo el gusto amargo de haber perdido, y por paliza, con Alemania. De haber quedado fuera. Pero para analizar con alguna objetividad el papel de Argentina, conviene ver donde estábamos parados, antes del mundial.
La asunción improvisada de Maradona en las eliminatorias y la clasificación angustiosa mostraron que hasta ahí el técnico no había dado en la tecla con el funcionamiento del equipo. No voy a entrar en discusiones sobre su capacidad o experiencia como técnico porque es simplemente inútil. El hecho concreto es que cuando Argentina le ganó a Uruguay en el Centenario y confirmó su presencia en el mundial en la última fecha, ningún hincha argentino daba mucho por la actuación en el mundial. Había alguna esperanza de que algún asesor del que se hablaba (Mohamed, Gamboa, Ruggeri) ayudara a Diego a evitar un papelón, pero nada más.
Llegó el mundial, y Maradona consiguió una cierta mística de grupo en las tres semanas de concentración previas al comienzo. De alguna forma los comprometió y, aún con fallas que nos hacían ver los partidos con mucho nervio aun ganando cómodos, logró el 100% de los puntos en los primeros cuatro partidos, algo que no se lograba desde 1930, y tambien consiguió en algunos momentos colocar a la selección como favorita a ganar el mundial en las casas de apuestas, algo que siempre consulto porque refleja lo que la mayoría de la gente realmente piensa que va a suceder, obviando deseos y preferencias.
Y ese fue uno de los problemas. Nos olvidamos de las pocas expectativas que teníamos antes del mundial, y empezamos a preguntarnos por qué no. Hasta que nos encontramos con un gran equipo, en crecimiento y en un gran día, y no nos dio para tanto.
La selección mejoró, claramente, con respecto a las eliminatorias, en estrategia, actitud e individualidades. Pero para ganar un mundial también hace falta una defensa muy segura, y una confianza que dé equilibrio si sucede que se recibe un gol a los dos minutos, algo que le puede pasar a cualquier equipo.
Párrafo aparte para los que piensan que perder 4 a 0 representa alguna clase de humillación. No es así en absoluto. Es algo lógico cuando uno quiere seguir intentando pese a ser superado en toda la cancha. También le podía haber pasado a Brasil: sólo la ineficacia para definir de los holandeses evitó que el resultado fuera 3 a 1 o 4 a 1. SInceramente prefiero perder así, y no con un decoroso 1 a 0 como Portugal contra España, aceptando mansamente la superioridad del rival y renunciando a atacar faltando media hora.
Tal vez Diego siga, y tal vez tenga tiempo de aprender de esta derrota y seguir mejorando el equipo hasta llegar al nivel como para vencer algún tanque europeo en octavos o cuartos de un mundial. Está claro que no es fácil, porque no lo lograron los hiperplanificadores Passarella, Bielsa y Pekerman. Ninguno de los tres llegó a los 12 puntos de Maradona. No reniego de la planificación, porque eso ayuda a morigerar un poco la influencia de los imponderables; a fin de cuentas, para ser campeón mundial siempre hace falta lo mismo: un par de cracks, un equipo decente, y algo de suerte.
 

jun 20 2010

2010: Dos primeros partidos

Posted by CJav in Deportes, Futbol, Maradona

Pasaron dos partidos. Pasó Nigeria, un partido tranquilo en el desarrollo pero difícil en el resultado. Ganar por la mínima deja el partido vivo hasta el último segundo, la última jugada. Con Corea del Sur el partido terminó mucho más tranquilo, pero también se vivió media hora de nervios, cuando también se ganaba por la mínima. Traslademos el error de Demichelis al último minuto del primer partido, y todo hubiera sido distinto.

Al tratarse de pocos partidos, el mundial siempre está lleno de estos imponderables. Pasados casi dos partidos de cada equipo, está claro que el grupo de Argentina resultó bastante más fácil de lo que se pensaba; Nigeria está bajísimo, como casi todos los equipos africanos; Corea del Sur, en los papeles el mejor de Asia, jugó contra Argentina con un planteo que parecía hasta conformarse con el 0-2. Grecia no mostró mucho, aunque tampoco había grandes expectativas ahí. Pero también hay que decir que equipos con ese nivel complicaron a España (perdió con Suiza), Alemania (perdió con Serbia), Brasil (ganó el primer partido con algo de susto, contra Corea del Norte, un rival mucho más débil que los de Argentina), Inglaterra (no le pudo ganar a USA ni a Argelia), Italia (no le pudo ganar a Paraguay ni a… Nueva Zelanda!). Ni hablar del papel de Francia.

Con lo cual hay que valorar el comienzo de Argentina, aunque es el mismo que en tres de los últimos cuatro mundiales (94, 98, 06). El problema es que los jugadores que tiene la selección dan para ilusionarse, y entonces surge la prudencia, porque después de todo lo más probable es que no salgamos campeones. Los buenos resultados pueden haber subido las chances digamos de un 14 a un 18% o algo así. Pero, después de estos dos partidos, ya la ilusión está, y con ella el riesgo de decepcionarnos. Así es la cosa, ilusionarse es un riesgo, pero creo que peor es transitar el mundial sin expectativas.

Lo que no se puede negar es que este comienzo de Argentina es en sí mismo una sorpresa, porque nada hacía prever que después de dos partidos (escribo antes de que juegue Brasil con Costa de Marfil), las casas de apuestas y la gente que juega plata para ganar más, en este momento se jueguen por la selección de Maradona. Ese solo dato es, en sí mismo, un aval a la elección de los jugadores, el trabajo y los planteos del Diez. Me voy a ver Brasil-Costa de Marfil.

jun 09 2010

Maradona y la selección: en busca del final feliz

Posted by CJav in Futbol, Maradona

Argentina 2, Nigeria 1. Segundo partido de la selección argentina en el mundial USA 1994. Cuando aquella enfermera acompañó diligentemente a Maradona, no nos imaginábamos que ese iba a ser su último partido en la selección.
Como a los que son de mi generación (tengo 44), la historia de Maradona me atraviesa desde la infancia. Desde que lo escuché nombrar por primera vez, cuando tenía unos doce años -de un amigo del edificio que venía con la novedad de un juvenil que la rompía- pasando por el debut en la selección, la decepción porque Menotti lo dejó afuera en el 78 y los madrugones para verlo en el mundial juvenil de Japón; me acuerdo de cada uno de esos momentos. Los chispazos en el mundial 82, la eliminatoria dificil y el fabuloso mundial 86; el momento exacto en que con mi hermano lo veíamos avanzar en el segundo gol contra Inglaterra, mirándonos de reojo, incrédulos, diciéndonos con la mirada "no me digas que esto termina en gol, no puede ser".

La copa América del 89, contra Uruguay, cuando gordo y falto de físico asombró a todo un estadio brasileño al tirar al arco desde media cancha y reventar el travesaño; el mundial 90, cuando sin ser campeón nos dio la satisfacción increíble de ganarles a Brasil y a Italia, jugando en una pierna todos los minutos de los siete partidos; los inolvidables dos primeros partidos del 94, con un equipo que, de seguir Diego hasta el final, probablemente hubiera quedado en la historia.
A la luz de lo que sucedió luego, tampoco era fácil imaginar  que dieciséis años después, y otra vez contra Nigeria y Grecia, Maradona esté ligado nuevamente a la selección. Como si pudiera continuar  el camino de aquel equipo que tanto prometía, retoma contra los mismos rivales la historia que no pudo terminar en el 94.

A dos días de comenzar Sudáfrica 2010 y sin resultados puestos, digo que estoy a favor de Maradona como técnico en este mundial. Toda la historia de Diego y la selección merecía un final mejor que el de USA, y me gusta que se arriesgue y lo busque. Lo siento así,  aunque más no sea por gratitud a la cantidad de emociones que nos hizo vivir.

may 23 2010

Después del ’86

Posted by CJav in Futbol, Literatura, Maradona

A propósito del inminente mundial, va un fragmento de una nota de Dolina publicada en Humor Registrado después del mundial 86, y luego -creo- incluida en Crónicas del Angel Gris:

Los Refutadores de Leyendas definen el fútbol como un juego en que veintidós sujetos corren tras una pelota. La frase, ya clásica, no dice mucho sobre fútbol, pero deschava sin piedad a quien la formula. El mismo criterio permite afirmar que las novelas de Flaubert son una astuta combinación de papel y tinta.
¡Líbrenos Dios de percibir el mundo con este simple cinismo!
El fútbol es -yo también lo creo- el juego perfecto.
Hoy que el destino ha querido hacernos campeones mundiales, conviene decirlo
apasionadamente.
Lejos de las metáforas oficiales que nos invitan a seguir el ejemplo de nuestros futbolistas para encontrar el destino nacional, yo apenas cumplo en homenajear a Bottaro, a Ferrarotti, a Luciano, a los miles de pioneros atorrantes que impartieron una ética, una estética, tal vez una cultura, cuyo inapelable resultado son los goles superiores, memorables, criollísimos de Diego Maradona.

Alejandro Dolina

mar 01 2010

God save the queen

Posted by CJav in Futbol, Maradona

En mi más tierna infancia era fanático de Queen, y también de Maradona. Pero no conocía esta foto, que aparentemente es del '81, cuando el grupo visitó Argentina.
 

 

 

 

 

 

 

oct 12 2009

Sufrir y gozar

Posted by CJav in Futbol, Maradona
P990i

Antes del partido contra Perú del sábado, coincidíamos con la gran mayoría de los futboleros con los que hablé en que ya era tarde para buscar un equipo que jugara bien, sólido, confiable. Sólo cabía clasificar aunque sea con un gol de penal inexistente a los 45′ del segundo tiempo. Después habría tiempo para pensar en armar un equipo que funcione como tal, ver si se acompaña a Diego con alguien experimentado -Ruggeri, Gamboa, Mohamed- que lo aconseje  en la parte táctica. Ver incluso si sigue Diego, vistos los problemas con la AFA. Pero a Perú había que ganarle como fuera. Y -no sorprendentemente- así fue. Se jugó mal y se ganó, pero no fue simplemente un partido malo, como lo hubiera sido si terminaba 1-0 con el gol de Higuaín. Fue de película. Nos dejó sentir, por un par de minutos, lo que sería quedar fuera del mundial. Y después de esos dos minutos de muerte clínica, nos revivió Palermo con un electroshock. También nos dio el gusto a los que no somos de Boca de entender lo que se siente al tenerlo jugando para nosotros. No recuerdo haberme quedado afónico por un solo grito, no recuerdo haber gritado tanto un gol.
Pero después del partido, todo aquello que decían todos quedó en el olvido. Ya no vale clasificar solamente: por supuesto, se buscan y desmenuzan todas las causas del desastre que casi ocurre. Pero ya está, muchachos. La selección no juega bien, hace rato, ningún técnico acierta a aprovechar los buenos jugadores que hay, y las cartas están echadas. Ahora queda un partido más, con más chance de perderlo que otra cosa; habrá que escuchar Chile-Ecuador, habrá que sufrir y, si se puede, disfrutar como el sábado, con un desahogo estilo Argentina-Brasil del ’90, no por nada uno de los partidos más recordados. No es que me guste la situación: es lo que hay, y ya no se puede cambiar hasta después de las eliminatorias. Dejemos a Diego hacer lo que pueda, disfrutemos de la victoria agónica sin analizar tanto, y a sufrir el miércoles.

feb 19 2009

Entre 2024 y 2026

Posted by CJav in Futbol, Maradona

En algún dia en el trienio 2024-2026, posiblemente Benjamín debute en primera. Tendrá disponibles para elegir genes de su padre Sergio Agüero (debut en primera: 15 años) o, si hiciera falta, alguno que otro de su abuelo Diego Armando Maradona (debut en primera: 16 años). Tal vez en 2030 juegue en el mundial. Tal vez en Argentina. Tal vez para Argentina, tal vez para España.
Veremos.

may 13 2007

La tesis de Messi

Posted by CJav in Deportes, Futbol, Maradona

El 22 de Junio de 1986, Maradona se recibía de leyenda. El segundo gol a los ingleses lo sacó del plano de las comparaciones con otro jugador. Lo convirtió en otra cosa, e inventó el adjetivo “maradoniano” para calificar una jugada fuera de lo común.
Un año y dos días después, nacía Lionel Messi. No vio ese gol en directo, y casi no experimentó la carrera de Maradona. Con 17 años, se convirtió en la promesa más firme del fútbol argentino, cuando llevó a la selección sub 20 al pentacampeonato. Ya en la primera del Barcelona, se volvió el único argentino con posibilidades de balón de oro en Europa, el único que puede pelear en serio en la elite europea. Pero le faltaba algo, un momento que confirme que puede dar lo que promete.
Insinuó algo a comienzos de este año, cuando le hizo tres goles al Real Madrid en el 3 a 3 del Nou Camp. No es que sea poca cosa, pero no es algo imposible, ni fuera de este mundo. Necesitaba algo más, algo que le dé a su carrera el posgrado Maradona.
El 18 de abril lo consiguió. Presentó su tesis, se plantó ante el mundo, y forzó a todos los diarios del planeta a hablar de él. Si alguien hubiese presentado el gol de Messi al Getafe como parte de una película, hubiera sido agradable pero inverosímil. Y sin embargo sucedió, en una secuencia de habilidad y coincidencias simplemente increíbles. Hizo un gol tan parecido al de Diego a los ingleses que hubiera sido impensable hacerlo a propósito, sobre todo por los hechos que no dependieron de él: se le fueron presentando los rivales más o menos en la misma posición que aquellos.
Los fue eludiendo aproximadamente igual. Primero a dos (idem Diego), con el agregado de un caño a cada uno; con el terreno a favor, inició una carrera rapidísima y con control de pelota hacia el arco. Cerca del área, dos más (idem Diego). Después el arquero, a quien elude hacia afuera (idem Diego). Aqui la -casi única- diferencia: se abre un poco más que Diego, y entonces define desde un ángulo un poco más cerrado, con derecha, cuidando levantarla un poco porque otro defensor cerraba en la línea de gol. Después salió corriendo, para festejar, hacia la derecha, paralelo a la línea de fondo, igual, igual que Maradona aquel día.
Es absolutamente increíble que haya sucedido algo así. Como si el gol de Maradona realmente hubiera representado alguna marca genética del fútbol argentino, y Messi viniese a confirmar que porta esos genes. ¿Será así? ¿Habrá algo en la forma que se enseña y se juega al fútbol aquí que dé como resultado “lógico” ese formato de jugada? Messi se doctoró de Maradona, y yo no escribo más. Voy a ver el gol de nuevo.

feb 27 2007

30 años

Posted by CJav in Futbol, Maradona

Tengo 41 años. Hace 30 años, el 27 de febrero de 1977, tenía 11 y estaba por comenzar séptimo grado de la primaria.
Ese día, dicen los libros, la selección jugó un partido amistoso con Hungría, y fue el debut de Maradona, a los 16 años.
Yo había escuchado el nombre de Maradona hacía muy poco. Fue Marito, un vecino del segundo B, el que me lo nombró. ¿Maradona? ¿no es “Marangoni”? dije yo, que soy de San Lorenzo y Marangoni era lo más cercano a ese nombre. -Nooo, “Maradona”, me dijo, juega en Argentinos, es un genio.
El partido con Hungría lo dieron por tv. Aunque pasaron 30 años, me acuerdo dos cosas, muy nítidas: unos de los goles fue una obra maestra de Luque, que se apiló a unos cuantos húngaros en el área chica.
Y lo otro que recuerdo, nítidamente, y sé que es de ese momento porque jamás vi una repetición: la primer jugada que me sorprendió de Maradona. Argentina atacaba hacia el arco de la izquierda de la pantalla. Diego recibe la pelota apenas pasando mitad de cancha, recostado sobre el lateral izquierdo. Arranca en diagonal hacia el arco. Antes de llegar al área, aparecen dos húngaros a marcarlo, uno un poco delante del otro. Y Diego… pasa al primero empujando la pelota con el pie izquierdo hacia la derecha, y en el siguiente paso hace lo mismo hacia la izquierda con el derecho. En un solo paso dejó atrás a los dos, aprovechando que estaban cerca y uno confió en el otro. Quedaron sin entender lo que pasaba, igual que yo.
No recuerdo cómo siguió la jugada con Diego ya en el área. No fue gol, y el resto se me borró de la memoria… pero el dribbling me quedó marcado, y nunca lo pude olvidar ¿así que éste es Maradona?, habré pensado.

feb 20 2007

Maradona

Posted by CJav in Futbol, Maradona
Maradona

Navegando por ahí me topé con esta foto. Es del primer partido del mundial 82, contra Bélgica, que Argentina perdería uno a cero.
Hay seis belgas pendientes de lo que va a hacer Diego, lo que deja solamente otros cuatro jugadores de campo fuera de la jugada. Es una pequeña muestra de lo que fue Maradona, difícil de explicar para los que no lo vieron en directo. Para ellos, diría que no hay comparación con nada que hayan visto después (digamos, del 94 hasta hoy). Ni Ronaldinho, ni Messi, ni Zidane, ni Henry se le acercan. Salvo alguna época en la no estaba bien físicamente (por ejemplo, la Copa América 89), todos los partidos de Maradona en la selección tenían diez o quince jugadas de esas que Dinho entrega de a una o dos por partido. Era algo descomunal.
Queda la pena que no lo pudimos ver domingo a domingo en el Barcelona o el Napoli… la era del cable masivo no había llegado aquí. Si ahora vemos el fútbol español con la esperanza de verlo a Messi unos minutos o a Tevez penando en Inglaterra: imaginen el rating con Diego todos los domingos en pantalla.