nov 30 2011

Están todos divididos menos yo

Posted by CJav in Política

Vengo escuchando y leyendo desde hace tiempo una corriente de opinión que, como otras fogoneadas desde los grandes medios, uno termina inconscientemente tomando por cierta sin siquiera preguntarse por qué. En este caso, la que me ocupa se podría resumir así: El kirchnerismo provocó una división tan profunda en el país que muchos amigos se pelearon por política, y en muchas reuniones no se puede hablar de ciertos temas porque se producen espantosas discusiones. (por ejemplo, Lanata o Suar, ambos en TN citados por LN).
Este argumento se acompaña generalmente mencionando el 678, el programa de canal 7 donde aparentemente toda disidencia con el discurso K sería ridiculizada y estigmatizada.

Vamos a aceptar que hay una división. Digamos que sí. 
CFK ganó en 2007, y en ese momento -si bien ganó con 8 puntos menos que en 2011- no despertaba tanto fanatismo, ni a favor ni en contra. Pero todo cambió en 2008.
El conflicto del campo encendió la mecha en los dos grandes medios -Clarín y La Nación-, que tomaron decidido partido en contra del gobierno y volcaron la enorme fuerza de todos sus recursos para demonizarlo, aprovechando las fallas de CFK y su gabinete en la comunicación de la resolución 125. 
En ese sentido, la campaña de 2009 se centró en el estreno de ese odio fogoneado por los medios: El 65% de los votantes no votó por el gobierno, y gran parte de ellos con una furia desatada y desproporcionada. Se usó como argumento hasta la forma de hablar de CFK, y se la calificó de autoritaria más por el estilo que por los hechos, pero no importaba. El odio ya estaba logrado.
El problema fue que no tenía sustancia. No había una razón objetiva para tanto odio, y más temprano que tarde mucha gente lo percibió, hasta llegar al 54% de 2011. Y muchas de esas personas reaccionaron al estilo Newton, con una fuerza igual y opuesta: donde vieron odio irracional opusieron amor incondicional. No es que los votantes vean todo bien; pero si los opositores ven todo mal, eso es lo que parece.

Cuando se generó la división no era precisamente un buen momento para la popularidad del gobierno. No se puede hablar del fanatismo de los K como si los 4 años de CFK hubieran sido así. En 2008/2009, los partidarios del gobierno estaban totalmente invisibilizados, y sólo se escuchaban los insultos al gobierno.
Es el odio que generaron los medios con el conflicto del campo el que dividió a la sociedad. Los partidarios de CFK no son los crispados: son los que la odian. Los votantes de Cristina disfrutan al hablar de política, incluso con quienes no opinan como ellos, porque están convencidos de que, con sus defectos, es el mejor gobierno posible (en mi caso, el mejor entre los que recuerdo). Pero muchos de los que están en contra no lo disfrutan, porque han sido programados para odiarla, y si se cuestiona ese mandato se enojan como a quien se le pone en duda la fe religiosa, o el equipo de fútbol. No saben por qué, pero se volvieron fanáticos.

Calma, amigos anti K. Siempre es mejor estar calmado, porque hay que considerar que tal vez uno no tenga razón.
Lo digo con calma: descartando esquizofrenias, para estar divididos hacen falta por lo menos dos.

oct 29 2011

Ser minoría y ser mayoría

Posted by CJav in Política

¿Por qué ganó Cristina Kirchner?
Me interesa la respuesta a esta pregunta porque aunque soy parte de la mayoría que la votó, en mi medio social (clase media), soy parte de la minoría: entre mis amigos, mis compañeros de trabajo, el barrio donde vivo y hasta en mi mesa de votación. Mi razón para votarla fue bastante sencilla: según creo, estos ocho años de NK-CFK conformaron el mejor gobierno desde que tengo memoria (nací en 1965). No perfecto ni inmaculado; pero las alternativas estaban lejos de parecerse a una propuesta superadora. Suficiente.

Odio
Como dije, conozco mucha gente que no la votó. Esta situación era más notable en la anterior elección de CFK, en 2007, y aún más en 2008-2009, desde el conflicto por la resolución 125. Quienes no estaban afectados directamente por las retenciones y además no habían votado por Cristina fueron inducidos hábilmente por los principales medios (ayudados por un mal manejo de la comunicación del gobierno) a pasar de no votarla a odiarla profundamente. Se exaltó su tono soberbio, se la contrastó con indefensos peones sin dientes a media pantalla y en tapas de diarios, y se logró un enorme encono, algo inédito en mi memoria. El pico de esta aversión ocurrió en las legislativas de 2009. Con un vicepresidente opositor, quedó la sensación de que el gobierno perdió las elecciones. Sí perdió legisladores, aunque fue la primer minoría por suma de votos de todo el país. Este es un detalle importante, porque si aun en ese momento el oficialismo sacó más votos que cualquier otra minoría, está claro que lo de hoy no debería ser tan sorpresivo como fue desde las PASO. La proporcionalidad parlamentaria puede enmascarar algunos números, pero los votos para presidente cuentan a todo el país como un distrito único. Fue tal el lavado cerebral, que en ese tiempo recuerdo que cuando hablaba de política con una persona que no conocía, ésta asumía sin pensarlo que yo también odiaba a CFK. Cuando aclaraba tímidamente que no, recibía una mueca de sorpresa. Y de los conocidos escuché más de una vez el curioso "¿a vos te gustan los K? Qué raro… siendo tan inteligente". En esos días, la opción de los inteligentes era Lilita Carrió, o Cobos.
Leyendo foros de diarios, blogs, y escuchando opiniones, hoy veo tres grandes grupos entre los que no votaron a Cristina: los que eligieron alguna otra opción porque evaluaron que haría un mejor gobierno; los que jamás votarían un peronista; y los que prefieren cualquier otra opción que no sea Cristina, no importa cuál, porque aún conservan aquel odio nacido hace tres años. Muchos no saben bien por qué. Les quedó grabado a fuego. Mucha gente necesita, como si fuera una religión, adoptar ciertas verdades inamovibles, y cuestionarlas es doloroso e incómodo. 
Me interesa este tercer grupo, el del odio visceral, porque conozco unos cuantos y me parece que ese odio no es consciente. Explican su encono apoyándose en los aspectos negativos del gobierno, creyendo cualquier rumor u operación mediática, y minimizando -cuando no directamente ignorando- cualquiera de sus logros. Pero eso trae un problema: si es tan evidente lo desastroso que es el gobierno, ¿cómo explicar entonces el aluvión de votos a Cristina?

Clientelismo
El principal argumento que esgrime este grupo es el del clientelismo. Usualmente entre adjetivos insultantes, indican que los que votaron por Cristina son los vagos que no quieren trabajar y viven de subsidios, viviendas adjudicadas, netbooks regaladas, televisión gratis, asignación por hijo, etc, etc. Y que ellos, en cambio, se matan trabajando, viajan como sardinas, y seguramente les gustaría hacer piquetes para reclamar viviendas gratis, pero no los hacen. 
Este razonamiento parece indicar que, si les dieran a ellos algo a cambio, entonces también votarían por Cristina. Es así, o se ubican a sí mismos en un lugar de moral superior que los "vagos" que critican, que justamente es la gente de más bajos recursos. Va de suyo que el gobierno no hizo una encuesta para sondear quienes se venderían por un beneficio, para así saber a quién dárselo.
Por otro lado, de ese argumento también se desprende que el clientelismo llegó a más de la mitad de la población de votantes -algo evidentemente exagerado- y que además, nadie que no haya sido alcanzado por esos subsidios podría votar al gobierno.
No encuentro otro motivo que el odio a CFK para el argumento clientelar, porque sino sería despreciable. Aunque no suelo hacerlo, voy a mencionar mi caso personal, porque a una generalización tan burda le viene bien un contraejemplo concreto.
Pertenezco al universo de personas no favorecidas especialmente por este gobierno. Nací en una familia de clase media, que en alguna época supo lo que es vivir al día y estar sin un peso de más. Pero nunca me faltó lo básico, y ahora sé que eso es mucho más de lo que mucha gente tuvo y tiene. Y no tengo manera de saber lo que es vivir en la pobreza, o sin casa, o sin algo para comer. Y como no lo sé, no me pongo a teorizar sobre si es mejor dar pescado que enseñar a pescar. Prefiero que el estado se encargue de que haya comida en la mayor cantidad posible de estómagos del país, y que con las políticas de largo plazo -educación, ocupación plena- se encarguen del resto. Habrá seguramente un par de vagos o de corruptos que se aprovechen, pero es un precio muy bajo a pagar por las ventajas. Como yo prefiero vivir como vivo y no lo cambio por una casa a cambio de acampar en una plaza por un mes, entonces no me quejo si el estado soluciona ese problema con mis impuestos. Al contrario, me enorgullece vivir en un país con un estado así. Me pregunto si los que se quejan de los subsidiados con una incomprensible envidia cambiarían su vida por la de ellos, mano a mano. 
Por si falta aclarar: no soy peronista. Todo lo que tengo lo conseguí con mi trabajo. No recibo la AUH ni ningún subsidio directo. No soy jubilado, así que tampoco me beneficia el aumento bianual. Cada vez pago más de impuesto a las ganancias. Me gusta viajar, pero todavía hoy, con un trabajo mejor, gano menos en dólares que en 1997. La inflación me aumenta la nafta y las expensas. La empresa donde trabajo peligra, porque pertenece a la corporación de medios enfrentada con el gobierno. No soy gay, así que la ley de matrimonio igualitario no me benefició personalmente. Pero voté a CFK, convencidísimo, porque creo que le mejoró la vida a una enorme cantidad de gente, y sentó bases de bienestar cuyos frutos se verán aún más notablemente en el futuro.

Medios
Según el argumento de la crispación clientelar, no existe explicación a mi voto. Contribuyen a esta perplejidad los principales medios de comunicación, empeñados en diseñar tapas y titulares que resaltan flaquezas y problemas y ocultan logros y buenas noticias. Esto es comprobable a diario, y es tan fácil de ver que sólo la inercia y la pereza de investigar un poquito puede explicar que aún vendan tantos ejemplares. Para tomar dos ejemplos recientes: noticias como la inauguración de la embajada argentina en Brasil, el principal socio de Argentina para todos los políticos; la puesta en marcha del tren que une Argentina y Uruguay son invisibilizadas como si no existieran. El rol de referencia histórica de los diarios se perdió para estos medios, que se convirtieron en velados voceros de una postura política y de propia conveniencia que disfrazan de independencia y objetividad. Por supuesto, esto generó una cantidad de medios oficialistas que son menores pero revoltosos, y tampoco son objetivos, aunque al menos no alardean de falsas independencias. Entre ambos extremos hay honrosas excepciones, lamentablemente no muy significativas en ventas y llegada.
Pero el poder de fuego de los medios opositores se fue perdiendo, por el abuso del sesgo y porque de alguna forma los medios oficialistas pusieron en evidencia sus operaciones. Si la tapa del principal diario argentino -que solía fijar la agenda de cada día y tenía el poder de hacer tambalear gobiernos- está consistente y constantemente alejada de la realidad diaria, llega un momento en que deja de tener efecto, como el cuento de Pedro y el Lobo. Hoy podemos ver titulares que tantean imponer como tema del día algún supuesto caso de corrupción, y pasa desapercibido como si no hubiera existido. Es divertido que, con el resultado de las elecciones, ahora se alcen voces reprochando al oficialismo por su prédica contra los medios mayoritarios, porque con este resultado entonces su influencia "no era para tanto". Desestiman la constante prédica de políticos, medios y periodistas oficialistas para poner esto en evidencia, y los propios errores de los grandes medios. Es como considerar inútil la vacunación antirrábica porque casi nadie se enferma de rabia. Lo último es cierto, pero no porque la rabia no exista.
Quizá el mayor mérito de los medios oficialistas fue permitir que el voto a Cristina dejara de ser vergonzante. Desde su aparición, cada vez fue menos raro encontrar otras personas que también defendieran al oficialismo, y se atrevieran a reconocerlo. Antes permanecían ocultos, cada uno pensando que era el único en kilómetros a la redonda.

Hechos
¿Por qué votamos los que votamos por Cristina?
La corrupción existe y existirá siempre, en este y en cualquier gobierno. Creo que lo que hay que chequear qué es lo que se hace con los casos probados, o al menos procesados, y ver como reacciona el gobierno. En principio no veo en este una defensa corporativa, y en general se tendió a separar del cargo apenas hay una orden de procesamiento. Después, por mi parte descarto las decenas de denuncias de enriquecimientos desmesurados, supuestos empresarios testaferros y todo lo que circula sólo en medios y nunca probado ni juzgado. Lo que muestran los medios a simple vista es suficiente como para ignorar lo que denuncian sin prueba alguna. Ya perdieron toda su credibilidad. Claro: si uno piensa cosas como "son todos ladrones", no hay mucho que hablar. Ya se trata de fe.
Seguramente hay problemas que resolver, como la inflación o la dificultad de la clase media de acceder a la vivienda propia. Pero los defectos y flaquezas del gobierno quedan, a mi criterio, muy lejos en importancia contra los logros y avances. Sin googlear, a pura memoria: La depuración de la Corte Suprema, la política de Derechos Humanos, la solución a la deuda externa (parece que nos olvidamos del peso que producía ese problema todos los días. Era una noticia constante, una espada de Damocles insoportable). El final de la estafa de las AFJP. Reducción de la desocupación. Política de superávit y crecimiento de reservas. La solución al conflicto por Botnia. Los hechos que son noticia por no serlo, como que ya pasó el último verano del gobierno sin cortes masivos de luz (algo que predecían casi todos los políticos y medios opositores) y pasó también el último invierno sin faltante de gas en los hogares. La ley de Medios Audiovisuales. El salto de calidad en la relación con Sudamérica, la Unasur. La ley de medicamentos genéricos. La jubilación de amas de casa, la movilidad de las jubilaciones, la AUH. Las netbooks a los chicos. El fútbol por tv gratis. La adopción de la misma norma que Brasil para la Televisión Digital Terrestre, a pesar de las presiones, y la cantidad de antenas ya instaladas. Creación de los canales Encuentro, PakaPaka, Incaa. El lanzamiento de un nuevo satélite nacional. La política para la ciencia y tecnología, los planes de repatriación de científicos, Tecnópolis. DNI y pasaportes rápidos y eficientes, fuera de la PF. La justiciera patada al inepto FMI.

Soberbia
Creo que en las elecciones legislativas los votantes opinan sobre el estado actual, y por eso cada uno expresa su conformidad o no de acuerdo al dia a día. Pero las elecciones para la presidencia están más relacionadas con expectativas que con premio y castigo a la gestión. Y pensando en capacidad para manejar el ejecutivo en los próximos cuatro años entre los candidatos disponibles, yo no vi otras opciones y aparentemente pensó lo mismo más la mitad de los votantes.
Una de las palabras que más mencionan los portadores del odio a CFK es "soberbia". Soberbia K. Es curioso que ante la imposibilidad de explicar el voto a Cristina, ignoren que cruza todas las clases, poblaciones y edades; que la votó gente no subsidiada, como yo; que ignoren la cantidad de pensadores, artistas, escritores e intelectuales que apoyan al gobierno, y simplifiquen la contradicción considerando que sólo se trata de vagos subsidiados, porque los que piensan, estudian y se matan trabajando son sólo ellos. De otra forma no encuentran explicación. Salvo, claro, aceptar que tal vez se equivocan: ¿Soberbia de quién?

jul 15 2011

Polaroid de locura ordinaria

Posted by CJav in Política

No estoy de acuerdo con lo que escribió Fito Páez en Página/12.

No creo que el 47% de los porteños haya votado por Macri porque quieren conservar lo que tienen sin medir consecuencias, o porque son egoístas, o porque quieren aparentar lo que no son. 

Creo que la mayoría de los que lo votó lo hizo porque los medios pusieron en su inconsciente que Macri es un tipo conciliador, buen tipo, honesto empresario que sólo quiere hacer obras a pesar de los palos en la rueda que le pone el gobierno K. Ese gobierno que los mismos medios presentan como confrontativo y crispador. Protegen a Macri, y atacan al gobierno constantemente, desde cada título de cada nota, desde cada zócalo de TN. Eso genera una sensación de que Macri no es tan malo, y que es bueno ponerlo en la ciudad como contrapeso para recortar el poder del gobierno nacional. Gran parte de esas personas ni siquiera tuvo que pensar el voto. Salió solo.

Pero claro, la realidad es que Macri, justamente Macri, no es nada. Es una marioneta de sus asesores y de los medios. No tiene ideas políticas y  tiene el vuelo intelectual de Ricky Fort. Pero es más simpático que Filmus, que Pino, y que Cristina. Aún hoy hay mucha gente que vota a uno porque le cae simpático, o vota en contra de otro porque no se lo banca. Es patético pero es así.

Macri no se presentó para la presidencia, porque perdía. Para esa construcción mediática, lo que hace un gobierno nacional es más difícil de enmascarar; pero lo que hace un Jefe de Gobierno es mucho más difuso, y alcanza con un par de obras, muchos carteles amarillos y victimizarse con el gobierno K allí donde haya debilidades. La ayuda de los medios hace el resto.

Volviendo a los medios, la prueba de esa generación de clima es la tapa de Clarín y LN de hoy (14/7). Todo, insisto, por una columna de Fito Páez en la contratapa de Página/12. Ni siquiera una columna: una frase, siete palabras: "Da asco la mitad de Buenos Aires". Se desató el infierno. Ni siquiera dijo que "le" da asco. Dijo "da asco", que no es lo mismo. Eso es lo que él siente. ¿Es tan grave? ¿Es tan "fascista" como se apuraron a calificar medios y periodistas con una hipocresía notable? ¿Esta frase merece encabezar la tapa de Clarín y La Nación? Sobre todo la de Clarín: "Complica la campaña de Filmus el ataque a los porteños". ¿Ataque a los porteños? ¿Una nota de Fito Páez? Una redacción más realista de la tapa hubiera sido "Complica la campaña de Filmus la desmesurada repercusión en Clarín por la columna de Fito Páez". ¿Qué ataque?

Veamos otras frases que Clarín y La Nación no juzgaron fascistas como para merecer una tapa (Tomadas del blog Maldita opinión publicada): 

  • “El gobierno de Kirchner va a durar dos años más… y dos años más van a ser muy duros.” “¿Dos?… ¿Te parece? No sé qué va a pasar después del 28 de junio”, “Eso era lo que te quería escuchar” (Hugo Biolcati, presidente de la Sociedad Rural, celebrando la pregunta del periodista Mariano Grondona, 19 de abril de 2009).
  • “Si los legisladores ratifican las retenciones deberíamos disolver el Congreso” (Ricardo Buryaille, vicepresidente de CRA, 18 de junio de 2008).
  • “El gobierno de los Kirchner es un obstáculo para el crecimiento del país” (Eduardo Buzzi, 25 de mayo de 2008).
  • “En el campo hay que juntar a todos los empleados en las estancias, subirlos a la camioneta y decirles claramente a quién hay que votar” (Alfredo De Angeli, 17 de junio de 2009).

Y no se trata de un artista ofuscado en la contratapa de un diario mediano-chico: son dirigentes y periodistas. Son frases dichas en actos multitudinarios televisados (como la de Buzzi). No desataron ninguna polémica, no se vio en los independientes La Nación ni Clarín y la difusión se redujo a 678 (a posteriori, porque todavía no existía) y algún otro medio pequeño. Si no tuviera ningún otro mérito, 678 es valioso sólo por hacer llegar este tipo de mensajes a una cantidad de gente que de otro modo sería cero.

La frase de Fito no merecía tanta repercusión. Pero probó que los medios grandes no informan, sino que constantemente forman opinión deliberada e intencionadamente. Estaban esperando el exabrupto de algún personaje K para acentuar el contrapunto crispación-globos. No fue Filmus, no fue Aníbal, pero la desesperación por producir la noticia fue tal que llegaron a una única frase de una nota perdida en la contratapa de Página/12 de Fito Páez, cuyo kirchnerismo consiste en haber cantado en el festejo del bicentenario. Una exageración, pero hay quienes compran y asimilan ese mensaje. Si no dan asco, dan risa.

Banco a Fito por decir lo que tenía ganas de decir, aunque no calculó que lo iban a usar de pasto para las fieras. Hace tres años yo sentí lo mismo de mis vecinos porteños de clase media cuando los vi salir a cacerolear para defender a los ricos de pagar más impuestos. Daban asco, efectivamente.

 

jun 25 2011

Sobre sapos y críticas

Posted by CJav in Política

Finalmente hay fórmula presidencial por el oficialismo: CFK – Boudou. Como dijo Cristina en el anuncio, la elección del candidato a vicepresidente tomó una relevancia que no tuvo en otros tiempos, debido principalmente a la bestialidad histórica de Cleto Cobos al pasarse a la oposición seis meses después de ser electo como representante del ejecutivo en el Senado. Destacó que Boudou fue elegido tomando en cuenta lealtad, valentía e inteligencia, y por los resultados de la movida de Cobos es difícil determinar de cual de esas tres cualidades carece más el mendocino.
Pero Cleto ya es historia. Lo que me viene llamando la atención estos dias es el cuestionamiento al purismo ideológico del oficialismo -sobre todo de Cristina-. Me llama la atención, sobre todo porque las críticas no vienen desde dentro, algo que se podría entender más. Vienen de voces opositoras.
Yo voté a NK en 2003, a CFK en 2007, y la voy a votar en 2011. Y no me interesa que Boudou haya militado en la Ucede y no haya tenido un poster del Che en la pieza cuando era chico. Me importa muchísimo más que haya impulsado la estatización de las AFJP. Ese solo hecho es mil veces más progresista que todos los declaraciones y retórica de los partidos de izquierda desde que tengo memoria. ¿Néstor Kirchner alabó a Carlos Menem en cierto discurso cuando era gobernador? Cuando llegó a la presidencia renovó la Corte Suprema y jubiló a amas de casa, por nombrar dos medidas entre decenas.
Escuchaba a Luis Zamora por radio decir que él no conocía al matrimonio K, siendo que conocía a todos los militantes por los derechos humanos de los últimos treinta años. Demostraba con este hecho que los Kirchner no eran militantes históricos de los derechos humanos, y que habían adoptado esa postura sólo desde 2003. ¿Y entonces? La anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y la reivindicación de Madres y Abuelas tiene mucho más valor -para mí- que lo que no hayan hecho en los ochenta.
Ahora, el nuevo latiguillo es que -parece- en La Rioja, va Carlos Menem de candidato a Senador en una lista que apoya el gobernador, y el gobernador apoya al FPV. Esto provoca una curiosa campaña: resaltan este hecho diarios como Clarín y La Nación, que no están alejados ideológicamente del menemismo. Pero lo que critican es que el gobierno, teniendo un discurso anti noventista, se junte con Menem, aunque paradójicamente Menem les guste a ellos. Parecen haberse inspirado en Groucho Marx: "Jamás sería socio de un club que acepte gente como yo".
Si llega a ser cierto que hay un acuerdo con Menem, como partidario del FPV no me hace gracia. Pero está claro que la política exige tragarse sapos. Le pasó a Alfonsín con Rico y más tarde con Menem, y los que le exigen purismo a un gobierno que no apoyan no consideran que, en la vida real, no hay política posible sin hacer algunas concesiones. Lo hizo Lula, lo hace Mujica, y lo hace el resto de los candidatos sólo para poder presentarse. Lo que hay que medir es si lo que se concede es tanto como para que se desvíe el camino, o sirve para ayudar a permanecer en él.
Críticas así se entienden sólo desde dentro. No son personas que se están yendo del oficialismo espantados por poner a un ex Ucede de vice, o apoyar a un neoliberal como Menem. No, es gente que ya no tenía ninguna simpatía por las medidas del gobierno.
Para hacer una analogía futbolera: yo le puedo exigir a mi equipo o a mi selección que juegue lindo además de ganar. Pero no se lo puedo reclamar a otro equipo: si me ganan jugando de contraataque con un gol de penal y después se cuelgan del travesaño, cosa de ellos.
Para cuestionar la pureza ideológica están los que apoyan. A los que no lo hacían ¿qué les importa?

jun 18 2011

Del error a la mentira: mal periodismo y mala intención

Posted by CJav in Política

Un ejemplo clarísimo de la desinformación y la falsedad a la que algunos medios someten a nosotros los lectores. No es fácil verlo, porque tomarse el tiempo para buscar, leer, y ver videos. En un principio caí también, como hace la mayoría. Y la mayoría queda con la idea equivocada.

El hecho: la inauguración del Helipuerto Fiorito, el 14/6/2011. En el acto participó James Peck, un malvinense que vive en Buenos Aires  y que tramitó el DNI local. Se lo entregó en mano CFK, haciendo hincapié en la renuncia a la ciudadanía británica de Peck, y al hecho de que el padre había participado, del lado inglés, en la guerra del 82. Peck inscribió su partida de nacimiento en Tierra del Fuego, la provincia a la que oficialmente pertenecen las Malvinas, y parece que eso es novedoso.

Hasta ahí, lo que pasó. ¿Pero cómo reflejaron la noticia los principales diarios?

La Nación tituló "Por primera vez, un malvinense tramitó la partida de nacimiento argentina"
"James Peck nació en las Islas en 1968; Tierra del Fuego tramitó su partida de nacimiento y luego su documento".

Perfil tituló “Cristina hizo un acto para inaugurar el helipuerto que usa sólo ella”.
Más allá del sarcasmo, en la nota se refleja, sobre el hecho, más o menos lo mismo que LN:
“Peck había solicitado la tramitación del DNI y, para ello, el Registro Nacional de las Personas (ReNaPer) consideró que primero debía ser inscripto su nacimiento en Tierra del Fuego por ser la jurisdicción provincial que incluye a las islas Malvinas”.

Infobae: “Inscriben en Tierra del Fuego el nacimiento de un malvinense
La bajada es parecida: “James Peck nació en Puerto Argentino en 1968 y tramitó su DNI. En un hecho sin precedentes, el Registro Nacional de las Personas de Tierra del Fuego entendió que antes de hacerlo debía inscribir su nacimiento en esa provincia, que es la jurisdicción que incluye al archipiélago”

 

 

 

 

 

 

Página/12: “Un isleño que tiene documento argentino

Pero otros diarios cometieron un error: hablaron de “primer DNI a un kelper”, cuando no fue así:

Tiempo Argentino, por ejemplo, muestra bien la noticia, pero al criticar a otros medios por minimizarlo habla de “primero en adoptar la ciudadanía”.  Cronista.com también habla de “primer DNI”. Incluso Página/12, en una nota de Granovsky sobre Humala, comete el error: “La Presidenta también entregó el primer DNI a un nacido en Malvinas, James Peck, de 33 años, un artista plástico que pese a su linaje kelper de cuatro generaciones vive en Buenos Aires y sostiene que las islas son argentinas.”

Otro de los que titula mal es Clarín:  “Por primera vez le entregaron un DNI argentino a un kelper”.  Es un pequeño error, no es grave, y hasta sospecho que no hubo mala intención. Hacia el final de la nota de Clarín hay un párrafo que explica mejor los hechos, dentro de la opinión general del diario (el aprovechamiento de la fecha, etc):  
“Para poder llegar a su DNI, lo primero fue pedir un certificado de nacimiento en la jurisdicción a la que corresponden las Islas Malvinas. Es decir, Tierra del Fuego. La idea de James calzó a la perfección con la política oficial de no desaprovechar ningún resquicio para reclamar por la soberanía argentina. Y James tampoco desaprovechó la oportunidad. Pidió el certificado el 10 de junio, día en que se cumplía un nuevo aniversario de Malvinas. En un trámite súper veloz, la Presidenta se lo entregó ayer.”

Hasta ahí, nada grave, y parece un caso de honest mistake, producido en algunos medios por la confusión entre partida de nacimiento y DNI.  Pero hoy, sábado 18/6, hay una nota en Clarín a Soledad Rende  que lleva como título “La primera kelper con DNI soy yo”. En la nota dice:
“Soledad está molesta. Su familia también. El enojo se disparó esta semana cuando vieron en la tele que la presidenta Cristina Fernández le entregaba a James Peck su DNI argentino. El, un kelper, era presentado como el primer isleño en tener documento nacional.
'Yo soy la primera, nací en Malvinas – dice Soledad –. No tengo nada contra este señor. Me parece que está muy bien lo que hizo pero a mí me da bastante bronca porque yo estuve cuatro años para tener mi DNI y ahora en el Gobierno salen a festejar como que esto es algo increíble'”
.

No sé lo que vio “en la tele” Soledad, porque -obviamente- no tengo registro de como se presentó en tv, ni de todos los zócalos, etc. Pero en medios escritos, esa frase apareció -por lo que vi-  como título de una nota de Clarín y en otra de Cronista.com, y todo indica que fue un error. Y es Clarín mismo el que le hace una nota para que exprese su molestia con el gobierno por algo que el propio Clarín anunció erróneamente.

Es hasta difícil de visualizar. Clarín comete un error, aparentemente inocente, porque -la verdad- no importa tanto si es el primer DNI o no. Habida cuenta de que las relaciones pre-guerra no eran tan malas, no sería raro encontrar otros casos. Pero no corrige su error, y lo convierte en noticia: a partir de ahí toma como verdad que el gobierno anunció que fue el primer DNI. Pero cuando Soledad se indigna, en vez de aclararle que no se dijo eso (y el título estaba mal, si esa fue su fuente), hacen la nota sobre su indignación, incluso mencionando otro caso de un kelper con DNI, y que en Tierra del Fuego “saben” que puede haber más casos.

Eso es usufructuar los errores propios!

Si fue intencionado desde el principio, es maquavélico. Si fue aprovechado después, a sabiendas, es sólo malintencionado. Y por último, si quien hace la nota a Soledad cree honestamente lo que el propio diario había publicado, no chequea, lo toma como verdad, y ni siquiera percibe la cadena de falsedades y/o errores, entonces es directamente patético.
 

 



jun 11 2011

El diario Perfil, ejemplo de (mal) periodismo

Posted by CJav in Política

Gracias al sitio Chequeado.com, y a propósito del asunto de Las Madres y Schoklender, me entero de esta muestra de basura periodística.
Perfil publica una nota (hoy, 11/6/2011) con el objetivo de hacer llegar el enchastre de la corrupción lo más cerca posible de CFK. Para eso, publica en tapa una foto de Cristina y Hebe mostrándole (desde el balcón de la Casa Rosada) las casas prefabricadas de Las Madres a Dilma Rousseff, presidenta de Brasil.
El detalle bastardo es que borraron de la foto a Estela Carlotto, que estaba en ese acto a la derecha de Cristina. Photoshop mediante, quitaron a Estela, y tuvieron que reinventar la persiana que está detrás. Aparentemente los cráneos del diario Perfil pensaron que la presencia de Carlotto le quitaría efecto mafioso a la foto.
Un asco, en calidad, en intención y en periodismo. Si hace falta mentir de esta forma, algo me dice que no están encontrando nada realmente turbio, por lo menos de Hebe hacia arriba. Tan vergonzoso fue, que enseguida Perfil cambió la foto en la edición online, por otra del mismo acto pero desde otro ángulo, esta vez sí con Carlotto.

La tapa de Perfil:

El detalle de la foto de tapa (obsérvese la persiana, arriba a la izquierda. Mal trabajo):

La foto original:

… y la que ahora está en el sitio online de Perfil. Sin palabras.


 

nov 07 2010

Incalificable Lilita

Posted by CJav in Política

Leo como al pasar un pequeño reportaje en La Nación a Lilita Carrió. Pongo Incalificable en el título de este post porque no sé si poner "Patética", "Miserable" o hasta "Desopilante". Todos podrían aplicarse en algún grado, y no encuentro una palabra que los englobe.

El cronista empieza contando que Lilita puso como condición hablar sólo en términos personales de CFK, de la misma forma en que explica que su silencio se debió "al respeto por los que sintieron dolor".
¿Quienes? ¿Lilita espera que todo el mundo pretenda que todo lo que declaró desde hace unos años no existe? Como se vio en tv, según Lilita la gente decía "que se vayan", "los quiero matar" y "a ver si los derrumban". Lilita sabe que dijo eso, está grabado, y es claro que la manifestación de dolor la descolocó. Solo disfrazó de respeto un silencio obligado por sus propias palabras anteriores.

Pero es claro que Lilita toma a todo el mundo por estúpido, o lo es ella misma. No hay otra chance. Muestra una supuesta preocupación porque CFK no respetó el tiempo de duelo "y eso se paga". ¿Por quién es la preocupación de Lilita? ¿Por la misma persona a la que le deseó la viudez?. De nuevo. No se da cuenta de lo que dice, o piensa que no queda registrado en ningún lado. Me inclino a pensar que no se da cuenta, porque si fuera así hubiera hecho un intento de desdecirse, de aducir que se dejó llevar, o algo así. Pero no dice nada de eso. No aclara, y por supuesto el complaciente periodista (?) de LN ni se lo menciona. A ver si la incomoda.

Párrafo aparte para el argumento religioso sobre el duelo: "Eso va contra los ritos que las religiones imponen al duelo. Mostrar debilidad o tristeza no le haría mal, al contrario le daría más fuerza". Tristeza, la verdad, mostró. La debilidad no le haría mal… a Lilita. Y que un presidente gestione "en contra" de los ritos de las religiones es justamente lo que debe hacer. Los ejemplos de los presidentes que tomaron medidas de acuerdo a ritos religiosos no son precisamente de los más felices (G. W. Bush es un caso).

Simulando inocencia política pretende que CFK debió haber delegado el gobierno en el Jefe de Gabinete por una semana: "Y así evitaba las especulaciones mezquinas que hicieron los políticos y los medios" (!!!!). Es evidente que eso hubiera despertado una enorme polémica por ignorar al vicepresidente en esa delegación. Claro que eso también le hubiera convenido a Lilita, enfrentada con Cobos. Pero Carrió pretende que nadie perciba eso y que no está haciendo declaraciones políticas. Le faltó aclarar qué dice la religión acerca de tomarse licencia por duelo cuando el segundo a cargo es un traidor miserable.

Le vendría bien a Lilita seguir sus propios ritos religiosos, ya que les da tanta importancia, y poner atención al octavo mandamiento ("No dirás falso testimonio ni mentirás"). Pero insisto, es posible que ni siquiera registre lo que ella misma dijo. Lo que me sorprende es que sus asesores, compañeros políticos (no le quedan muchos, es cierto) y la gente que la sigue no perciban tantas incoherencias. Ella puede decir impunemente "Si seguimos así, vamos a una recesión", en octubre 2007; "No llegamos a diciembre", en agosto 2008; o acusar a NK de preparar "un golpe o autogolpe para diciembre", en noviembre 2009, y los periodistas que la entrevistan no se molestan siquiera en pedirle una mínima aclaración.

No se priva en esta nota de hacer otra predicción, por supuesto. Pero esta vez, sorpresivamente, es una predicción optimista: "Que la sociedad esté tranquila. Más allá de las dificultades que vengan, el futuro del país es muy bueno". Claro, estamos a fin de año y el país no es el mismo sin el horóscopo de Lilita. Pero, como buena religiosa, Carrió hace bien en creer en milagros. Después de todo, que todavía tenga algunos seguidores es prueba cabal de que los milagros existen.

jun 02 2010

El pináculo del raciocinio

Posted by CJav in Política

Año 2010, avances tecnológios, modernas democracias. Viendo los debates sobre el marco legal para el matrimonio entre personas de cualquier género, me siento en la edad media, no tanto por las opiniones retrógradas como por la ignorancia asombrosa de los argumentos que se esgrimen. Cada uno opina como quiere -yo estoy a favor- pero debería poder fundamentar al menos un poco lo que se está diciendo.
Es espeluznante el desconocimiento de los mecanismos más primitivos de la lógica. Casi todos: diputados, senadores, público, periodistas, panelistas, abogados, con unos argumentos alucinantes por lo irracionales. Entrevistadores que no atinan a repreguntar ni a rebatir lo que les dicen, por más ridículo que sea. Aunque se aprobó en diputados, por alguna razón los medios le dan más espacio a las opiniones en contra de la reforma a la ley, y todavía no encontré entre esas opiniones un argumento que tenga una lógica medianamente sólida. Enumero los que recuerdo:

  • Opinar sobre como viven los demás. Siglo XXI, democracia, derechos. ¿Hace falta aclarar que cada uno está con quien quiere, siempre que no vulnere derechos de otros? Veo a gente opinar sobre lo que es correcto y lo que no, cuando nadie los está obligando a ser gays. ¿Que importancia tiene que otro se case con otro, u otra con otra? ¿En qué les afecta? Por caso, muchos opinan que no es correcto casarse por plata con alguien; pero no por eso está prohibido, y nadie está obligado a hacerlo ni a ser víctima de eso, si se da cuenta y no quiere. Este es el argumento "estoy en contra porque no está bien".
  • Diccionario: Se insiste sobre el significado de la palabra matrimonio. Según la Real Academia, "Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales". Uhh, hombre y mujer. Entonces la ley no se puede aplicar a los gays, ¿no? (helado en la frente).  Obviamente es mucho más simple, si se quiere igualar derechos, quitar la restricción de hombre-mujer a la ley de matrimonio existente. El tecnicismo sobre la palabra matrimonio se salva simplemente aclarando que, a los efectos de esta ley, se considera matrimonio a la unión entre dos personas de cualquier género, y listo. ¿Están en contra de la ley porque tergiversa una palabra en el diccionario? ¿Ése es el problema? Parece un chiste, pero lo dicen muy seriamente.
  • Institución milenaria: El matrimonio es así desde tiempos inmemoriales, y funcionó bien, no hay que cambiarlo. Este argumento asume que las cosas son buenas por antiguas. Supongo que también lo usaron los que estaban en contra de abolir la esclavitud, que también era milenaria y universal hasta hace dos siglos. Por otro lado, el matrimonio tradicional no se ve afectado; simplemente se agregan otras personas al marco legal, personas que de hecho están viviendo de la forma que quieren pero sufren trato desigual con la ley como está. La institución milenaria puede permanecer, mientras haya personas dispuestas, ya que el matrimonio heterosexual no es obligatorio, y a su vez la gente se uniría igual si no hubiera ley ni casamiento.
  • Adopción de hijos: Uno de los argumentos en contra más fuertes y más usados. Los más moderados dicen que no saben si crecer en un familia encabezada por una pareja gay puede afectar negativamente a un chico; los más fanáticos, que el pobre adoptado sería víctima de los más atroces tormentos mentales, sexuales y sociales imaginables. El problema con este razonamiento es que la ley no impide hoy la existencia de este tipo de familias: un soltero gay puede adoptar, y convivir con su pareja; una madre soltera puede convivir con otra mujer. Seguramente, si estas familias estuvieran produciendo monstruos esquizofrénicos habría abundante literatura sobre esto; pero no se cita en este debate, y eso es prueba de que  no existen tales casos. Sí existen, en cambio, situaciones potenciales de desprotección para esos chicos: si se cría con su madre y la pareja por -digamos- diez años, y muere la madre, la otra persona que lo crió no tiene prioridad para adoptarlo, lo que perjudica precisamente al chico que se dice querer proteger del infierno sicológico.
  • Dioses y biblias: ¿Hace falta rebatir esto? Y sí, porque por increíble que parezca, se "cita" a dios con frases de la biblia como argumento en contra de una ley, lo cual es absurdo por donde se lo mire, pero ahí están, predicando y marchando. Rápidamente: amigos creyentes, no todos creen que existe algo como dios, no todos creen que dictó la biblia. Las leyes no mencionan a dios, no figura como entidad a consultar o para decidir sobre la legislación. Eso está circunscripto a la órbita de la elección personal y no tiene absolutamente nada que ver con la ley (por lo menos aquí, por suerte). Aquellos que crean que dios y la biblia son los que deben regir la sociedad, pueden rezar libre y fervorosamente para pedir que un rayo caiga sobre cada juzgado que esté celebrando un matrimonio gay y fulmine a los pecadores, los testigos y el juez. La ley no lo prohibe.
  • Perros y ovejas, incesto y poligamia: Ya se me están acabando los adjetivos. Sí, también escuché este argumento, de público en encuestas, y de periodistas. Se resumiría así: si es aceptable el matrimonio gay, ¿entonces por qué no el matrimonio hombre-perro, hombre-cadaver, padre-hijo, o bien cinco personas: hombre-hombre-mujer-mujer-mujer? En el caso de los animales y los muertos, la respuesta es obvia: el matrimonio tiene que ser consentido por ambos contrayentes -esto es elemental-, y no veo como un perro pueda firmar o afirmar su conformidad, por no decir un cadáver. En el caso de un padre con un hijo mayor de edad, que pueda consentir libremente, supongo que no está permitido porque es un tabú cultural adoptado por una mayoría abrumadora, obviamente muchisimo más notoria que la mayoría heterosexual. Seguramente, si la cantidad de casos de padre-hijo adulto superara una masa crítica como claramente lo hicieron las parejas gay, se consideraría. No existe simplemente porque no aparece mucha gente en esas condiciones con ganas de unirse en matrimonio. En el caso de la poligamia, yo no veo un impedimento moral; pero para ese tipo de unión no bastaría con una pequeña reforma a la ley de matrimonio como en este caso, porque aparecerían situaciones y combinaciones mucho más complejas al variar la cantidad de dos a ene. Y en todo caso, no es un buen argumento contra una postura presentar un "entonces por que no esta otra". Eso no habla en contra de la postura, sino que fuerza a discutir sobre una segunda para lograr que no se haga nada. Es la conocida Falacia del Hombre de Paja.
  • Lo natural: Este argumento es mi favorito, por eso lo dejé para el final. Tiene tantos costados por donde atacarlo que no sé por donde empezar. Se sostiene que como la naturaleza "hizo" mujeres y hombres, lo natural es que formen parejas de  mujer con hombre. Primero -sin contar el argumento religioso- se atribuye una clase de intención a la naturaleza, que no tiene ninguna. No piensa, no planifica. Escuché de un periodista hasta la ridiculez extrema de "no se puede apoyar algo que, de extenderse, extinguiría la raza humana". Es tal la ignorancia que asusta. Si fuera cierto, una ley no cambiaría nada, porque como dije antes, las parejas heterosexuales no se casan por obligación, y la aprobación de la ley no hace obligatorio casarse con alguien del mismo sexo. La raza humana no se extingue porque, por lógica elemental, todos somos hijos de parejas hombre-mujer, y la mayoría de nosotros hereda esa preferencia heterosexual. Ni intención, ni plan, ni mandato natural: si es cierto que lo único natural es la pareja heterosexual, ¿por qué esto se extiende a la monogamia? ¿cuál es el indicio "natural" de que somos monógamos? Por caso, ¿sería "natural" el celibato? ¿Habría que legislar prohibiendo religiones que impidan a sus sacerdotes casarse, contradiciendo a la naturaleza, ya que si se extendiera esta conducta conduciría también a la extinción? Obviamente no. Nunca entendí por qué se hace una distinción de la conducta humana de la conducta natural. Nadie acusaría a un animal de antinatural, por más extraña que pueda parecer su conducta. Pero sí a los humanos, que por definición son naturales, y por lo tanto son naturales sus conductas, simplemente por ser humanos ¿nuestra naturaleza no vale?

Vivamos y dejemos vivir. Año dos mil diez… mandatos naturales, infiernos, serpientes que hablan y ofrecen manzanas, diluvios y divinidades… razonemos, no seamos infantiles, por favor.